En esta actividad trataremos la empatía (ponernos en el lugar del otro).

1.- Elegimos un cuento, por ejemplo “Caperucita Roja”

2.- A cada personaje del cuento le ponemos 5 o 6 adjetivos que le definan. En nuestro ejemplo Caperucita es una niña alegre, simpática, feliz, que disfruta de las cosas y por eso a veces se distrae y también es confiada. El lobo es mentiroso, astuto, fuerte, tramposo y glotón. La abuelita es cariñosa, curiosa, confiada, débil y simpática. El cazador es fuerte, listo, rápido, habilidoso y protector.

3.- Luego cada uno decimos con qué personaje nos identificamos más y los demás opinan si ellos también lo creen y porqué.

4.- Representaremos el cuento como si fuera una obra de teatro, pero cada uno hará del personaje con el que menos se identifique. En nuestro caso quién se haya identificado con Caperucita, representará al lobo.

5.- Por último, después de la representación, cada uno explicará cómo se ha sentido al interpretar al personaje.

Otros cuentos para jugar: “Los tres cerditos y el lobo feroz”, “Ricitos de oro y los tres osos”, “Blancanieves y los siete enanitos”, “La casita de chocolate”, “El flautista de Hamelin”…

Pin It on Pinterest

Share This